Una sala para guardar las bicicletas a disposición de los huéspedes.

 

     
     
     

X-BEER se fabrica con una tecnología tradicional, empleando procedimientos especiales, en las diferentes etapas de fabricación de la cerveza. Para la fabricación se utiliza malta de Pilsen y malta acaramelada en un volumen máximo que se puede mezclar. Cómo obtenemos un alto extracto de mosto original, es nuestro secreto, pero podemos hacerles saber, que el alto grado, se logra solamente con malta de cebada. La fermentación principal se realiza en cubas abiertas de roble durante 14 días. La fermentación final transcurre, en barriles de roble, 14 semanas y luego, después de la adición de una cepa especial de levadura, se realiza la fermentación secundaria, otras 14 semanas.

En las condiciones de producción „manual“ de la cerveza de nuestra fábrica, cada nueva cocción de X-BEER es un original, diferente por su grado. La primera cocción lleva la denominación X-BEER 30, lo que significa que fabricamos, la llamada treinta con un contenido de alcohol del 11,8%. De la primera cocción trasegamos solamente 500 botellas, cada una de ellas llevará su número original. La segunda cocción, en la que, comienza la segunda fase de fermentación final, probablemente tendrá la denominación X-BEER 32. La denominación exacta la conoceremos durante el trasiego a las botellas, después del análisis de laboratorio.

X-BEER es una cerveza que en la República Checa no tiene equivalente. Se destaca por su sabor natural a malta y un agradable amargor menguante. El alto contenido de alcohol y azucar, junto con un alto lupulado, notablemente aceleran la absorción del alcohol en la sangre. Por eso, recomendamos consumo cuidadoso de X-BEER, en el sentido de nuestro lema, inscrito en la etiqueta. Es conveniente servir X-BEER como acompañante de postres, o separadamente como digestivo.

    

X-BEER 33 del restaurante U medvídků obtuvo certificado por el logro del record checo, de „La cerveza más fuerte de la RCh“, en Pelhřimov.

 

Reserva